Cuando al café se combina con un buen habano…

El resultado es una obra de arte. Para algunos, el maridaje del café, el habano y un buen ron es único, y sin lugar a dudas, una de las máximas expresiones de la cultura cubana.

Ese es el secreto de la nueva experiencia que hoy muestra Terrazas La Caridad, uno de los Embajadores del Proyecto Los Caminos del Café, al combinar dos rituales únicos de la cultura cubana: el del café y el de torcer un tabaco, con el acompañamiento del ron Santiago de Cuba.

Foto J. Loo Vázquez

De esta forma, este sitio –que ya se distinguía por privilegiar el uso del café– ahora escala un peldaño superior al incursionar en el tema de los maridajes, con combinación que no solo hagan explosiones de buen sabor, sino que profundicen en los valores más raigales del ser cubano.

El café aquí ya se empleaba tanto en la comida como en postres y bebidas, y se hacía acompañar de una ceremonia que, inspirada en las tradiciones campestres de Cuba, también añadía valores y atractivos a quienes visitaban este restaurante.

Foto J. Loo Vázquez

Ahora suma el ritual del tabaco, con lo que se hace un interesante recorrido por dos de los emblemáticos íconos de quienes nacen en esta nación, la mayor del Caribe. En el caso de la confección de un buen habano, se enfatiza especialmente en las habilidades de los torcedores quienes a través de sus manos expertas se consiguen diferentes mezclas que hacen único a los puros cubanos.

El habano, café y ron cubanos, es casi uno de los triángulos perfectos de la cubanía, y la mezcla de ellos, se dice que es una experiencia única, un maridaje que consideran algunos como un evento religioso.

Foto J. Loo Vázquez

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: