Francia apoyará la puesta en valor de un área patrimonio de la humanidad en Santiago de Cuba

El señor Patrice Paoli, embajador de Francia en Cuba, en la antigua hacienda Fraternidad.

Con la donación de cinco millones de euros para la rehabilitación de una carretera que mejorará el acceso a la antigua hacienda Fraternidad, uno de los 171 asentamientos declarados Patrimonio de la Humanidad en el oriente de Cuba, el gobierno de Francia apoyará la puesta en valor de este sitio con altos valores culturales.

El señor Patrice Paoli, embajador de Francia en Cuba, informó que dicha donación permitirá que las personas disfruten de este sitio y es la forma en que su país contribuirá en las próximas etapas de desarrollo del proyecto internacional Los Caminos del Café, que ha permitido la rehabilitación de la Casa Dranguet (Centro de Interpretación y Divulgación del Patrimonio Cultural Cafetalero) y la intervención constructiva en Fraternidad.

Además, mejorar el acceso a esta localidad montañosa del territorio santiaguero también beneficiará a los pobladores del Consejo Popular Ramón de las Yaguas con una carretera nueva, desde Yerba de Guinea hasta Fraternidad, que redundará en una mejor calidad de vida.

“Francia se quedará al lado de sus amigos para seguir trabajando juntos en espíritu de amistad, de respeto mutuo, de confianza para profundizar en nuestra cooperación en el interés común”, acotó el diplomático.

De Fraternidad, el excelentísimo señor Paoli declaró que es un recuerdo de una página de la historia común entre Francia y Cuba, y de la contribución de los franceses, que fueron bien acogidos en la nación caribeña.

El proyecto internacional Los Caminos del Café, financiado por la Unión Europea, la Fundación Malongo y la Oficina del Conservador de la Ciudad, llega al fin de su primera etapa en la que, entre otros logros, ha legado la creación de la Casa Dranguet y Fraternidad, en su fase final de rehabilitación.

Para 2020, como continuación del proyecto, se anunció la construcción de una carretera que facilitará el acceso a esa intrincada geografía, vital para impulsar el turismo responsable y sostenible.

Las 171 las antiguas cafetaleras que en el oriente de Cuba ostentan la condición del Patrimonio de la Humanidad se organizan en circuitos.

Fraternidad, junto a San Felipe, San Juan de Escocia, San Luis de Jacas y Santa Paulina, pertenecen al circuito cafetalero número dos, mientras que el primero lo conforman La Idalia, La Isabelica, La Gran Sofía, Las Mercedes y La Siberia.  

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: